Dic 4, 2008

Condenan a 45 días de cárcel y un año de alejamiento a la madre que dio un tortazo a su hijo
Pozo Alcón, de nuevo, en la portada de los principales medios de comunicación del país
El Juzgado de lo Penal número 3 de Jaén ha dictado sentencia a la mujer de Pozo Alcón que dio una bofetada a su hijo en octubre de 2.006. La juez argumenta su decisión en que fueron “dos actos de agresión de cierta intensidad los que produjeron las lesiones”, además explica que la acción de la madre no se debió a un arrebato.
María Saliente A.M ha sido condenada a 45 días de prisión y a un año de alejamiento del menor. Su defensa ya ha anunciado la interposición del correspondiente recurso de apelación ante la Audiencia Provincial.
El padre del menor ha iniciado una recogida de firmas de apoyo de los ciudadanos de Pozo Alcón y en contra de la sentencia.
  1. Vaya por delante, por supuesto, mi más firme repulsa al maltrato infantil. Dicho esto, no sé como redactar este comentario, pero después de toda una noche incómoda, pensando en la noticia, tengo que hacer algo.
    Mi razón y mi lógica me inclinan a confiar en la justicia, pero mi corazón me dice que en este caso la justicia no es justa. No entiendo de leyes pero me planteo varias cuestiones ¿A quién beneficia esta sentencia?, ¿Se la merece esta madre? ¿Se beneficia así al niño? a partir de ahora…¿Quién se va a atrever a regañar a este niño?,según parece, el niño es un niño dificil ¿por qué en vez de sentenciar de esta manera, no se ayuda a esta familia a educarlo?………
    Propongo, que la Asociación de Padres del Centro Educativo donde estudia este niño, inicie una campaña de apoyo a esta madre que, sin lugar a dudas, está pasando momentos muy difíciles por una situación en la que, se podría encontrar cualquiera. Seguro que la apoyarían muchos vecinos de Pozo Alcón.

    Una madre, con niños

  2. Ya estamos otra vez en las portadas de la prensa nacional… Estaré atento, fijo que veo mi pueblo en todos los programs este fin de semana.

  3. Esta sentencia me parece una autentica aberración, y su aplicación, si es que se puede aplicar, traerá mas perjuicios a esta familia que beneficios… En la facultad aprendí lo que se llama un principio general del derecho que me gusta mucho: “cuando la ley conduce al absurdo, abrase paso al sentido común”.

  4. esa ley es una vergüenza; lo único que consigue es que los jóvenes no aprendan valores tales como el respeto a las personas. una bofetada a tiempo es la mejor (y a veces la única) manera de hacer entrar en razón a un joven. hecha la ley, hecha la trampa

  5. también quisiera aclarar el que el menor no denunció a la madre; sino que fué un profesor que realizó la denuncia sin percatarse antes de la razón de la agresión. el menor es algo gamberrete y se lo mereciá; aún así no quiere alejarse de su madrey lo está pasando bastante mal con el problema este. desconozco quien es el profesor; pero me ha dejao claro que la gente se mete demasiado en la vida de los demás y denuncia por denunciar sin pensar en la familia y en el futuro del menor

  6. Maltrato NO, castigo o un buen cachete,para educar SI
    Ahora condenan ala madre por esto
    Mañana condenaran al padre , como responsable de las fechorias de este menor
    PERO TODOS SOMOS MIEMBROS Y MIEMBRAS ¡ QUE BONITO! ¡ QUE JUSTO!

  7. Pero que barbaridad. Algunas veces, los humanos podemos llegar a cometer absurdeces del calibre de esta sentencia.
    Hay que tener mucho cuidado con este tipo de cosas, y no tomar a la ligera una situación que puede llevar a consecuencias graves.
    Estoy completamente en desacuerdo con la sentencia de cárcel y alejamiento impuesta a la madre.
    Como bien dice el comentario de arriba; por favor, un poco de sentido común.

    Todo mi apoyo a la familia.

  8. una bofetada a tiempo puede estar bien, pero no maltratar a un niño…imagino que si el juez ha estudiado el parte de lesiones que presentaba el niño y cree que es maltrato sus razones tendrá…la ley justa o no está para cumplirla

  9. Esta es quizá la noticia que me ha dejado peor sabor de boca desde hace bastante tiempo y a raíz de la misma, se me ocurren unas cuantas preguntas de difícil respuesta y algunas consideraciones.
    1.- ¿A quien beneficia la condena, al niño, a la sociedad, a los padres?
    2.- ¿Que pasara con él niño , mientras dure el periodo de alejamiento de la madre?
    3.- ¿Servirá para que el niño recapacite y mejore su conducta o lo envalentonará mas y sera imposible de corregir de ahora en adelante?
    4.- ¿Es justo castigar de esa manera a la madre? cuyo único delito es pegarle una bofetada a su hijo, el cual antes le había tirado una zapatilla y le había mentido, la lesión y posterior golpe con el lavabo fue un hecho fortuito.
    Creo que todos estamos en contra del maltrato en todas sus variantes, pero en este caso se dan unos atenuantes que también debería haber tenido en cuenta el/la juez en el momento de dictar sentencia.
    El tratamiento dado en la prensa y medios de comunicación a nivel nacional
    ha hecho un flaco favor a una familia que imagino deben estar pasando los peores momentos de su vida.
    En fin creo que a faltado sentido común, primero por parte del profesor al no informarse de como ocurrió el hecho antes de denunciarlo, segundo por parte de la fiscalía y el/la juez a la hora de dictar sentencia, tercero por parte de la prensa que ha puesto en la picota a una madre indefensa.

    Que diferente hubiera sido la sentencia de haber ocurrido en una familia adinerada y defendida por un famoso bufete de abogados, desgraciadamente todos no somos iguales ante la ley.

  10. No seamos tan cínicos, analicemos los hechos. Una bofetada en la que el niño se golpea, sangra y le provoca un moratón no es una “simple” bofetada. El maestro NO denunció. Simplemente llevó al niño al centro de salud porque se sentía mal y tenía marcas de sangre en la nariz. Si no se hubiera preocupado y al niño le pasa algo… la culpa es del maestro, por supuesto. En el centro de salud se examinó al niño y se le vieron marcas y moratones… una “simple” bofetada en una ocasión puntual… venga, abramos los ojos. Pienso que la madre debería permanecer con sus hijos, pero vigilada y recibiendo la ayuda necesaria. Este niño no estaba bien atendido y no iba a clase en condiciones “normales”. No hablemos si no conocemos el caso y dejemos actuar a la justicia. Si se denuncia, porque se denuncia, y si no se hace nada, porque no se hace nada… Esto es de locos. La obligación de los centros sanitarios y profesores y/o maestros es denunciar… si la denuncia es infundada, no creo que se tomen medidas tan estrictas. Algo habrán investigado y algo habrán encontrado…

  11. segun se cuenta en los anteriores comentarios,el niño es un niño dificil y ese profesor que denuncio se le ha ocurrido hacerle un estudio psicologico al niño? el niño puede que tenga algun trastorno del aprendizaje,trastrorno de la conducta… y ESO PSICOLOGICAMENTE AGOTA A LOS PADRES. ES NORMAL QUE EN UN MOMENTO DADO SE LE HAYA IDO LA MANO A LA MADRE.LOS PADRES MUCHAS VECES LA PACIENCIA SE NOS VA DE LAS MANOS Y SOMOS HUMANOS.Luego la segunda parte es ¿por que el centro de estudio no tiene los medios adecuados para estos casos?.Este profesor que denuncio a la madre se quedo en la gloria.
    FELICIDADES LUIS POR ESTA PAGINA

  12. verdad es que el maestro no denunció y que el medico está obligado a realizar la denuncia; es una vergüenza que por una tonteía como ésta consiguan destrozar una familia solo por inflingile educación a “ostias” cuando siempre a uno le han pegado sus padres porque de otra manera no atendía a razón. el menor no es precisamente un santo y es normal que reciba algún golpe ( ya que el diáologo no siempre funciona y más cuando los padres son sordomudos).dudo que la madre vea la cárcel ya que es su primer delito pero le van a alejar de su hijo un año solo porque la ley a veces desvaría; deconfío de la lógica de la ley.

  13. Al anónimo de 06/12/08 (12,22h)
    No se trata de cinismo sino de sentido común, me parece que por el motivo que sea, no eres objetivo en este caso, quizá seas alguna de las personas implicadas en que este asunto haya salido a la luz y se le haya dado tanto “bombo” mediático.
    De acuerdo que el profesor no fue quien denuncio el caso pero en cierto modo si fue el inductor, supongo que dicho profesor debe conocer sobradamente el expediente y las circunstancias familiares de dicho alumno (debería ser una de sus obligaciones), máxime tratándose de un pueblo como el Pozo donde todo el mundo se conoce.
    Insisto en lo que otros participantes han dicho anteriormente, esta sentencia como tal debería favorecer a alguien y en este caso todos han salido perjudicados.

  14. Es una pena que hoy en día haya gente que piense que no se puede educar a un niño si no es a base de guantazos. Los niños no nacen “buenos” o “malos” por naturaleza, se van educando poco a poco y todo el entorno afecta a su educación, empezando por lo que ven en su casa. Si los padres tenemos problemas para educar a nuestros hijos, debemos buscar ayuda para conseguirlo sin necesidad de recurrir a los castigos físicos. Se supone que queremos lo mejor para nuestros hijos, no? y no hacerlos unos desgraciados desde pequeños… No digo que la tarea de educar sea fácil, pero nosotros somos los adultos, comportémonos como tal y busquemos otras soluciones. No podemos decirle a un niño que no sea violento ni agresivo si ese es el trato que recibe a diario de la gente que más le quiere. No hacemos más que confundir a los niños y luego nos preguntamos qué hemos hecho mal. Busquemos ayuda si es necesario, que hoy en día existen muchos más recursos que antaño.

    Mª Carmen Rodríguez

  15. bajo mis pensamientos lo que yo creo esque los que se benefician del tema son los abogados y los medios de comunicación.
    Nadie sabe mejor que un padre lo que se merece un hijo para recoger unos buenos frutos en un futuro .El profesor que denuncio
    podria ser en un futuro el denunciado si no se corrige a tiempo este tipo de nueva ley.

  16. opositora 2009 dice:

    Hola, creo que antes de denunciar el maestro, debería haber ido a asuntos sociales y hablar con el educador, para que haga el pertinente seguimiento del caso y hablar con los padres; no, de nomento, que ya es un niño maltratado y a denunciar… Y mientras los padres sin saber nada y el maestro tan tranquilo por la buena faena que había hecho.
    !HASTA DONDE VAMOS A LLEGAR!!!
    Me parece una barbaridad la actuación del maestro. Y además, pienso que por que sea una familia con deficiencias y demás no se le puede achacar más y más… un poco de respeto, por favor.
    Estoy más que indignada.
    Una opositora del 2009.

  17. Tan seguros están, de que los moretones también se los hizo la madre?, lo dudo. Los niños juengan en el patio, en la calle y no tienen cuidado, constantemente están en el suelo porque son muy brutos. Pero claro hay que seguir el protocolo y en la revisión se le atribuyó todas las marcas que tenía el niño, a la madre.
    No se puede informar el profesor antes de llevarlo al centro de salud, de lo que ocurrió,nó!, “pá qué”.
    Que se ponga en su lugar y si tiene hijos que no me diga que nunca jamás les ha impuesto un castigo o le ha dado un cachete, por favor, donde vamos a llegar.
    Estoy super indignada por éste caso y sobre todo que casi siempre por no decir siempre tengamos que salir en las fuentes de información por casos nada gratos para nuestro pueblo. Ah! se me olvidaba es que de lo bueno nadie se entera.
    Todo mi apoyo para la familia.

  18. Estoy por la no violencia en la educación, a mí me educaron a la manera tradicional (con apargate, que daba risa y con verdaderos bofetones) y es mentira eso de que no pasa nada por una bofetada a tiempo. La bofetada, a tiempo o a destiempo, baja la autoestima del niño o la niña, y eso ya sienta un precedente que puede llevar a la aceptación de la violencia (como la violencia machista).
    Pero a esta conclusión no se llega por ciencia infusa, es necesaria una escuela de padres, la interiorización de estrategias que cambien la mentalidad que no sea un “todo vale”, sino que se eduque realmente.
    La sentencia, es aberrante porque no tiene en cuenta ni la situación cultural, ni social de los padres, ni el contexto en que se produce la agresión. Es como si en vez de una persona, fuera una una máquina la que dicta sentencia (miedo me da la justicia en ese caso).

  19. Al anónimo de 06/12/08 (12,22) y a M.Carmen Rodriguez.
    Creo que estais confundidos, nadie con un poco de sentido común esta de acuerdo con el castigo físico y con el maltrato.
    En este caso, desgraciadamente han fallado los mecanismos de control, servicios sociales, profesorado, y en ultimo caso los padres, tampoco hay que olvidar que el niño no es el hijo que todos deseariamos tener y que el tambien agredio a su madre tirandole una zapatilla (no sabemos si impacto o no en la madre).

    De todas maneras, el peor parado es el niño que debido a la cobertura mediatica ya ha dejado de asistir al colegio avergonzado y estigmatizado para siempre por este lamentable incidente (supongo que estará recibiendo ayuda sicologica)
    ¿Quien será el responsable del fracaso escolar y despues profesional de este pobre muchacho?
    ¿Sera la escuela?
    ¿Sera el medico que redacto el parte de lesiones?
    ¿Seran los Servicios Sociales?
    ¿Sera el Juez?
    ¿Sera la fiscalia de menores?
    ¿Sera la prensa por darle cvobertura a nivel Nacional?
    ¿Seremos todos nosotros por darle también cobertura en este blog, la noticia con mas intervenciones desde hace tiempo?

    Aceptemos todos un poco de culpa y esperemos que un hecho tan lamentable como este no se vuelva a repetir.

  20. Al anónimo 8/12 14:32

    Le respondo por alusiones. No estoy implicada en este caso, pero soy profesora y no me parece normal que se le echen las culpas al maestro. El otro día llevé a un niño a urgencias por que se cayó en el patio y se hizo un esguince… debería haber tenido en cuenta las circunstancias familiares del niño? debería haber consultado antes con los servicios sociales? con los padres tal vez que estaban trabajando fuera? Mi obligación como profesora y mientras el niño esté en el centro es atenderlo y llevarlo de inmediato a urgencias. Como si me lo encuentro en mitad de la calle sin estar en el colegio. Es algo que todos, quiero pensar, haríamos. Si luego allí encuentran algo que va más allá de mis competencias, es algo que no puedo controlar. Yo no sé si el niño en cuestión tendrá moratones o cualquier otra marca en el cuerpo. Por lo que yo sé de este caso, el niño se encontraba mal y tenía marcas de sangre en la nariz, veo normal que el maestro decidiera llevar al niño al centro de salud para que lo atendieran. Entre otras cosas, porque si al niño le pasa cualquier cosa, aunque sea una tontería, el maestro y el centro educativo salen en los papeles por no atender al menor como es su obligación. Fue algo fortuito que detectasen esas marcas en el niño y se decidiera denunciar por parte de los servicios sanitarios. Y ahora hay que asumir unas consecuencias. Como dije en mi anterior comentario, creo que la madre debería PERMANECER junto a sus hijos, me parece desmesurada la sentencia, pero debería tener una tutela vigilada y recibir la ayuda necesaria para educar a sus hijos en un entorno que no conlleve violencia. En ningún momento he dicho que me parezca bien que la separen de su hijo un año. La sentencia es inhumana, pero, en mi opinión, el maltrato físico, sea a menores, mujeres u hombres, también lo es y no podemos dejar eso de lado y hacer como si todo esto hubiera surgido de la nada.

  21. Al anónimo anterior que empieza su comentario por “Le respondo por alusiones…” decirle que cuando llevó al niño con el esguince al médico es porque es tu trabajo como maestra y como responsable de ese niño y nada de mirar circunstancias familiares porque ahora no vienen al caso, te vuelvo a repetir que es tu trabajo que para eso te pagan. Pero en este caso, cuando el otro maestro llevó directamente al niño al médico y a denunciar pero por qué no le avisó a la madre o intentó averiguar algo. No, es más rapido denunciar y “venga por donde venga” como a él no le afecta.
    Me parece muy fuerte.

  22. Es verdaderamente vergonzoso la polemica suscitada con con este caso,no creo para nada en la violencia pero creo que la verdadera problemática del tema está en la educación que la persona recibe a lo largo de su vida, un (cachete )a tiempo es milagroso es más eficaz a veces que las palabras, algunas son más dolorosas que un cachete.Estoy seguro que a mas de uno/a en alguna ocasión hemos recibido algun que otro cachete y que? somos menos hombres o menos personas por el hecho de haberlo recibido? mi opinion es que nadie mejor que tu sabe lo que es importante para su hijo/a asi que de ahora en adelante cuando tengamos hijos los dejaremos a cargo de la administración para que ellos que son tan responsables sean los encargados en educar a nuestros hijos.hay que valorar y saber entender la decisión a veces tomada por un padre o una madre que lo que quiere es lo mejor para su hijo.

  23. Conozco a bastantes profesores de Pozo Alcón, la mayoría se involucra y se relaciona con las familias de este pueblo, (tened en cuenta que hay un sólo colegio y todos nos conocemos) y hay una muy pequeña minoría, que en lugar de dar clase debiera dedicarse a sembrar “papas”, que tambien es un oficio muy digno. No tengo nada en contra de los profesores ni de los trabajadores de nuestro Centro de Salud, aunque sí me gustaría que antes de llegar a estos extremos tengan en cuenta que en Pozo Alcón tambien somos personas con nuestras penas y nuestras alegrías. Animo a los que no siendo de Pozo Alcón y realizan aquí su trabajo se sientan arropados por nuestras gentes e intenten conocernos un poco mejor.

    Lara.

  24. Al anónimo de 10/12/08 (00,21h)
    Yo también le contesto por alusiones y le remito a la noticia publicada hoy en un diario regional (Ideal Digital)

    “La consejera para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Micaela Navarro, mostró ayer su «inquietud» por la «repercusión negativa» que pueda tener en el menor de Pozo Alcón la pena impuesta a su madre por un delito de maltrato de 45 días de prisión y un año de alejamiento y 45 días de alejamiento de su hijo, y consideró «desproporcionada» la sentencia al «producirse dos años después de que se cometiera la agresión».
    En declaraciones a los periodistas, Navarro indicó que, «aunque cada institución implicada en el caso hizo en su momento lo que tenía que hacer», le causa «sorpresa» que «si el hecho era tan grave como para dictar una sentencia tan dura, ésta se haya emitido dos años después de la agresión».
    Así, afirmó que «si el suceso era tan grave, la actuación judicial, como se prescribe en el caso de menores y mujeres maltratadas, debería de haber sido inmediata». En este sentido, entendió que «si el menor ha pasado dos años conviviendo con su familia normalmente después de la denuncia, es que realmente no corría peligro y la agresión no fue tan grave».
    De esto modo, confesó que le «genera inquietud» la «repercusión negativa» que pueda tener en el menor el alejamiento de su madre durante un año dictado por el Juzgado de lo Penal número 3 de Jaén por una «agresión puntual», según los datos con los que se cuenta.
    La Confederación de Federaciones de Asociaciones de Padres de Alumnos y de Familia de Andalucía (CONFAPA) asegura por su parte que la sentencia que condenó a una madre a un año y 45 día de alejamiento de su hijo por darle un bofetón, «deja a las familias españolas absolutamente indefensas». La Confederación, que ha pedido en un comunicado el «indulto» para la madre, ha señalado que la reforma, «presuntamente progresista del Código Civil, anuló la posibilidad de que los padres corrijan moderada y razonablemente a sus hijos» y que ahora esta sentencia «deja a las familias españolas absolutamente indefensas, como les ha ocurrido a estos padres de Pozo Alcón».
    La Confederación estima que esta sentencia solo puede entenderse «en el contexto de la penosa corrección política» que, «invade» a la sociedad y ha denunciado «el silencio cobarde de los organismos encargados de la defensa de la mujer y la falta de apoyo de las autoridades educativas y de bienestar social de la Junta de Andalucía».
    Asimismo, ha exigido que los miembros del Parlamento de Andalucía y del Congreso de los Diputados «articulen las medidas políticas necesarias para que sean modificados los artículos del Código Civil que propician estas situaciones de desamparo, pues de no hacerlo demostrará que son incapaces de oír el clamor de la sociedad que les exige estar más cerca de los problemas de las familias».
    Mientras, en Pozo Alcón el caso ha levantado una corriente de solidaridad con la madre condenada. Se han recogido varios centenares de firmas entre los vecinos del pueblo, y se prepara incluso una concentración ante el Ayuntamiento de la localidad para el viernes. La Justicia aún no ha dicho su última palabra, pues la sentencia aún puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial de Jaén, tal y como adelantó que haría el letrado de la familia”

  25. REPITO:

    1. El profesor NO denunció, lo llevó al centro de salud porque el niño se encontraba mal y tenía sangre… no creo que fuera sabiendo lo que le pasaba al niño. Simplemente cumplió con su obligación, que para eso le pagan, no? (Aunque también es cierto que yo si me encuentro a un niño que se ha torcido el tobillo en la calle fuera de clase, también lo llevo a urgencias… no hace falta que me paguen por eso, se llama “humanidad”).

    2. También estoy en desacuerdo con la sentencia, aunque creo que algo debería hacerse… pero ni lo que le han impuesto ni no hacer nada. Vuelva a leer el comentario (anónimo, 10 Dic 00.21) si quiere, está muy clarita mi propuesta.

    Y AÑADO:

    1. Leo la prensa a diario, no hace falta que me ponga lo que se escribe en los distintos medios de comunicación, gracias.

    2. Por mí los periódicos pueden decir misa, estoy en contra del maltrato físico y NO considero que sea una forma de educar. El niño en todo caso TEMERÁ, que no respetará, a quien le dé la bofetada, pero cuando salga a la calle hará lo que le dé la gana. Y ahí sí que irá sin control porque no habrá aprendido nada. Es la imposición del más fuerte sobre el más débil, el problema viene cuando el más débil (el niño) se haga fuerte, de adolescente (véase jóvenes que pegan a sus padres o adolescentes que agreden a profesores) o de adulto, peor que peor.

    Pero bueno, veo que no nos vamos a poner de acuerdo. No pretendo convencer a nadie. Yo sólo he querido que mi opininón conste, como la de los demás, y así aportar que puede haber un camino intermedio y que no todo el mundo piensa igual, como se quiere hacer ver. Por ahora no he pegado a ningún alumno, ni un sólo cachete, y no he tenido problemas serios para que me presten atención, me respeten y estudien. Y esto a razón de 25 por clase… Hay más caminos a parte del de “toda la vida”, abramos un poco la mente.

  26. En primer lugar, me gustaría mostrar mi total solidaridad con la familia puesto que no estoy de acuerdo con la sentencia ya que la veo desmesurada y que no va a beneficiar a nadie. Sin embargo, no estoy en absoluto de acuerdo con su actuación. La violencia nunca es el único camino, simplemente es el recurso de unos padres incapaces de educar a sus hijos. La educación viene con la palabra y los castigos (no físicos). Se habla mucho de “bofetadas a tiempo”, pero ¿qué es una bofetada?¿cuando es el tiempo de darla?¿es dejar al niño con moratones y sangre?¿es todos los días o sólo de vez en cuando?. Desde luego que toda violencia debe ser castigada (si bien la pena impuesta no parece ser la más adecuada).
    Por otro lado, parece necesario tener que recordar a algunos participantes de este foro que esa mujer ha cometido un delito. Ha sido la mujer la que ha pegado al niño y no el profesor, el médico o el juez. Ellos simplemente hacían su trabajo y cumplieron con su obligación, y no se merecen que ahora se cuestione su profesionalidad. Desde luego que el que está sembrando “papas” no se tiene que preocupar de si las “papas” tienen restos de sangre o de si les duele, pero el que trabaja con niños sí. Como bien dicen todos los medios de comunicación, tanto el profesor como el médico actuaron de acuerdo con el protocolo establecido y según les obliga la ley.
    Espero que la gente antes de hablar primero sepa de qué habla y cuáles son las responsabilidades del que “siembra papas” y del que educa niños.

  27. Para todos aquellos que han visto la noticia en los medios de comunicación y en especial anoche en 360º: El tema del debate en el programa se basó en si la ley que aprobaron nuestros parlamentarios el pasado año es o no adecuada. El protocolo de actuación llevado a cabo por el centro educativo y el centro de salud fue el correcto, y es gracias a ello por lo que se descubren muchos casos de malos tratos. Es la justicia la que debe discernir cada caso en particular y aplicar la ley teniendo en cuenta las circunstancias de cada familia, ya que no todas son iguales, y no se puede aplicar siempre la misma regla de medida.

  28. Que una madre le haga una reprimenda a su hijo dándole un cachete cuando se lo tenia bien merecido, se califica como violencia o abuso de menores.Los padres sordomudos y el niño problemático eso si es abuso por parte de la autoridad la madre en la cárcel y el niño alejado de su familia que repercusión puede tener el niño el día de mañana cuando comente a sus amigos que por su culpa su madre fue a la cárcel si queremos castigar un acto que está mal pero por otro lado las consecuencias o repercusiones pueden ser peores,tratamos de erradicar un problema y no acrecentar otro más grande con este tema.
    Por otro lado quiero decir que un profesor no solo debería de ver malos tratos cuando hay lesiones o algo parecido sino que también son malos tratos cuando un niño de raza gitana va al colegio sin comida ni bocadillo para el recreo eso señores mios ¿no se considera malos tratos por parte de la familia?pero cualquiera se atreve a denunciar a los de raza gitana ¿verdad? lo que pasa es que nos gusta hacer leña del ábol caido y mucho más con personas que a duras penas pueden entenderse entre ellos.! he dicho !

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies