Nov 17, 2017

Opinión. Reflexiones junto a la Fuente Taza por Fco. Quiñones

Paco Quiñones nos presenta la segunda entrega de la serie “Fotos que cabrean”, en esta ocasión con un artículo centrado en la reciente historia de la Iglesia Parroquial.

Una de las mayores aberraciones de la historia de Pozo Alcón fue, sin duda, la demolición de un edificio histórico como era el templo del siglo XVI y que hoy sería BIC (Bien de Interés Cultural).

Las fuerzas vivas de aquel entonces decidieron, junto a algunos poceños con “estómagos agradecidos”, que el derribo de la iglesia era lo mejor que se podía hacer, sin pensar que se estaba eliminando  uno de los últimos elementos que nos unían con nuestros ancestros.

Desde entones el dinero invertido ha sido mucho, aportado por los creyentes para las diferentes renovaciones y transformaciones hasta llegar al día de hoy. Y parece que seguimos en la misma línea.

Luis Gámez

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies