Feb 23, 2021

Opinión: Reflexiones junto a la Fuente Taza por Francisco Quiñones

Opinión: Reflexiones junto a la Fuente Taza por Francisco Quiñones

De Febrero de 1981 a Febrero de 2021. … del intento de Golpe de Estado al Coronavirus

Tengo setenta y cuatro años y, de ellos, más de veintiocho, los he vivido a bordo de un barco que, en su proa, llevaba escrito: “España, una unidad de destino en lo universal…” Este barco, durante casi cuarenta años, navegó sometido a una “cuarentena” terrible, por culpa de de un particular DICTAVIRUS. Lo de particular viene a que se trataba de un virus muy selectivo: atacaba a los “malos” y protegía y, de qué manera, a los “buenos”. Sí, es lo que está pensando; a los vencedores, los buenos, los colmó de bienes y a los malos, los privó de todo y, lo más importante: de libertad. Y, por si esto fuera poco, de vez en cuando, unos pocos en las cunetas…Y llegó el veinte de noviembre de mil novecientos setenta y cinco, y el virus murió, cansado de tanto jorobar a los malos que, “locos de contentos”, descorchaban botellas de sidra (no tenían para champán) y, los buenos, lloraban desconsolados al ver que, a pesar de sus mimos y, cuidados extremos, el DICTAVIRUS, no pudo aguantar más. Pensaban si sus privilegios seguirían el mismo camino…y el barco, reescribió en su proa: “España, en busca de la libertad”.

Pero… los españoles, en plena euforia, no caímos en la cuenta de buscar una vacuna para evitar su reproducción… y hete aquí que, seis años más tarde, se deja ver de nuevo, había mutado, ahora se llamaba DICTAVIRUS/23/F. Sí, efectivamente, se trataba del intento de golpe de estado, del 23 de febrero de 1981… Fueron unas horas complejas, casi interminables; la sombra del pasado reciente, nos cubrió de negro y de dudas; vimos peligrar nuestra joven Democracia.
Hoy, 40 años más tarde, me pregunto ¿hemos sabido administrar tanto sacrificio, tanto esfuerzo, para conseguir un país moderno, democrático, donde la descentralización se convirtió en modelo universal? Sinceramente, creo que no; nuestras autonomías, han alcanzado un grado de autogobierno tal que sorprende y envidian países que pasaban, por ser muy adelantados, pero…apareció el virus de la independencia y, la región más rica y próspera de España, Cataluña, se quiere separar y constituir la República catalana; hemos pasado de una calles tomadas por los pistoleros de ETA, a otras que arden por el fuego de la intolerancia. Mientras, los políticos independentistas, a lo suyo, plenamente convencidos de que “cuanto peor mejor para ellos”…. Y, los políticos, en general, dando espectáculos diarios, enfrascados en peleas partidarias, al margen de los intereses ciudadanos. No, no hemos sabido administrar el Patrimonio heredado de la Transición. Error profundo, pues entretanto nuestros dirigentes, viven pensando en defender sus “escaños” y privilegios, unas minorías extremas, aprovechan para “crecer”, y quizá, más pronto que tarde, aparezca el virus que tanto daño nos ha ocasionado en nuestra Historia.

Marzo de 2020, día 14, el gobierno “social comunista” -así lo califican los buenos de siempre- decretó el Estado de alarma que llevaba implícito el confinamiento de todo el País, en casa, para librarnos de la acción de un virus, a la sazón, procedente de China, llamado CORONAVIRUS/19, la Covid/19, para los amigos, que se propaga entre los humanos por contacto; se establece la “distancia social” para evitar los contagios y, lo mejor es que cada cual se quede en su casa y, Dios en la de todos. Y así ha sido, en la mayoría de los casos, salvo excepciones insolidarias, por otro lado, inevitables.
Estamos a finales de febrero de 2021 . Ha transcurrido casi un año, desde aquella primera declaración del “estado de alarma”, pero no se preocupen, no voy a relatarles todo lo acontecido, desde entonces hasta ahora; la información recibida ha sido tanta que, ha llagado hasta el hartazgo, hasta la atascación. Como ven, además de los virus que nos infectan, están los que nos pueden cambiar la Sociedad. Para combatir a los primeros tenemos vacunas, para los segundos disponemos del sentido común personal, siempre y cuando nuestras actitudes vayan dirigidas a conseguir el bienestar general.
Sean felices y cuídense y, sobre todo, guarden las distancias para protegerse de todos los virus que nos acechan.

Pozo Alcón, febrero de 2021.

Francisco Quiñones.

  1. Paco Gámez dice:

    Muy bueno

  2. Muy bien es puesta la transición hasta la Covid/19

  3. José Sánchez dice:

    Hola amigo Paco,
    no sabes lo que me alegra volver a leer tus opiniones (tu sabes ques soy un asiduo lector), en este caso, las opiniones y reflexiones darían para escribir un buen libro, por lo que te animo a que lo escribas.
    Garcias por el artículo.
    Un saludo.

  4. Pues Paco, para 74 años que tienes y habiendo incluso gobernado en plena transición menudo artículo de tinte sectario y poco conciliador que has redactado. Quien no ha sabido administrar el Patrimonio heredado de la Transición es la actual izquierda, a la que es curioso que apoyes viendo los elementos de los que se compone, a saber: filoterroristas, separatistas, ninis y odiadores profesionales que viven precisamente de eso, de crear polémica, a estilo Sálvame de Luxe. A tus años y con tu experiencia lo mismo también cuestionas que a día de hoy España es una democracia plena. Eso sí, del «Podevirus» ni una palabra.
    Enhorabuena por el artículo.
    (Espero no se borre mi comentario, ya que es una opinión y para eso está)

  5. Fran Bustos dice:

    Tenemos la clase política que nos merecemos, es un hecho demostrado e irrefutable.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies